Fabricación de ropa en China, Pakistán o Bangladesh. Por dónde empezar.

TEXTIL

29/09/2021


Decidir dejar la fabricación de tu marca en manos tan lejanas cuando estás empezando, o cuando ya has empezado pero has tenido algún contratiempo, no es tarea fácil. Por eso, en este artículo te mostramos todas las claves de la fabricación de ropa en China, Pakistán o Bangladesh.

A menudo nos encontramos trabas, y la primera que nosotros destacaríamos por nuestra experiencia es la identificación de fábricas que se adapten realmente a nuestras necesidades. Esta es la mayor barrera de salida que solemos encontrarnos, pero por desgracia no es la única.

Lo primero es identificar qué queremos. Una vez decidida la calidad y el producto que queremos ofrecer con nuestra marca, llega la elección del país en dónde fabricar.

Cada país se identifica con una u otra característica de producción. Por ejemplo, China suele identificarse con grandes producciones y calidades que van de las más bajas a las más altas, según el centro de producción. Pakistán suele ser un producto de calidad media si hablamos de tejidos naturales, aunque la calidad del denim, el cuero y la polipiel sigue un estándar alto en muchos centros de producción. En Bangladesh, en cambio, es donde se encuentran los mejores precios. Quizás tener estas claves claras es uno de los pasos más importantes a la hora de comenzar el proceso de compra.

Existen cientos de factores a tener en cuenta a la hora de decidirse a comenzar a fabricar en Asia. Por suerte, nuestro recorrido nos permite posicionarnos como expertos en el área y, como compartir es vivir, te vamos a ofrecer una completa guía de por dónde deberías empezar para tomar esta decisión y no desistir en el intento.

 

¿Cómo buscar proveedores en China?


Seguramente cuando has leído “proveedores” y “China” se te habrán venido a la cabeza directamente marketplaces como Alibaba. Esta sin duda es una manera efectiva de localizar proveedores.

Si lo que buscas es trabajar con grandes volúmenes de compra, posiblemente esta sea tu mejor opción, pero si tus volúmenes de compra son bajos y sigues el proceso de compra, te darás cuenta de que los pedidos que debes manejar seguramente se escapen de lo que tenías planeado.

En este punto entran en juego otras 2 maneras de localizar proveedores que seguramente te ocasionen menos dolores de cabeza y más seguridad a la hora de gestionar pedidos y envío.

Una de ellas es la compra a través de un Trader. Esto significa que te pondrás en contacto con una persona o una empresa que tiene a su disposición una serie de fábricas de confianza con las que trabaja y pondrá a tu disposición según tus necesidades.

Nosotros sin duda, recomendamos esta manera, ya que si no has trabajado nunca con Asia, posiblemente cometas errores que estos agentes, por experiencia, ya tienen controlados.


¿Qué fácil no? La compra la tenemos solucionada, ahora el problema es la logística.

Esta es la siguiente barrera que te encontrarás a la hora de exportar. Con esta infografía te explicamos el proceso de exportación para que entiendas todos los agentes implicados en el proceso, y entiendas así, hasta que punto llega el Trader.



Como verás, son demasiados pasos a seguir y eso se traduce en tiempo de espera, y una gran pérdida si tienes todo calculado al milímetro en producción.

Además, es importante tener en cuenta que un Trader no se hace responsable del producto, por lo que tendrás que depositar toda tu confianza en él y la fábrica, y esperar que cuando llegue el pedido esté tal y como tú lo has pedido.

Lo cual nos lleva a la importancia de recordar que a la hora de comenzar las negociaciones, uno de los puntos más importantes es el servicio post venta. No es lo mismo esperar un pedido con la seguridad de que si hay algún problema será fácil solucionarlo, que esperar un pedido “temblando” por si llegará como lo has pedido.

¿Entonces? ¿Cómo fabrico en China teniendo la visibilidad de todo el proceso de fabricación y logístico y con garantías?

No es imposible. Hay una manera que nosotros recomendamos para ponerte manos a la obra con tu negocio y dejar el comercio internacional en manos de profesionales.

Busca una empresa especializada en importación y exportación. Y si tiene oficinas situadas en el País en el que hayas decidido producir, mejor.

Esta opción no es la más barata, pero sin duda es la más segura. Si elaboras un plan de exportación a medio-largo plazo con una previsión de crecimiento, esta es tu opción sin lugar a dudas.

Las empresas de este tipo se encargan personalmente de tu proyecto para encontrar el mejor proveedor según tus necesidades. Todos los procesos son transparentes y te ofrecerán garantías de compra, lo cual es una tranquilidad. Además, el hecho de acudir a un proveedor como comprador internacional con oficina de compras en su país natal te ahorrará muchas reuniones y quebraderos de cabeza a la hora de comenzar las negociaciones.

Esta opción no es la más barata, pero sin duda es la más segura. Si elaboras un plan de exportación a medio-largo plazo con una previsión de crecimiento, esta es tu opción sin lugar a dudas.

Hagamos un resumen de por dónde empezar y cómo tomar la decisión


Llegados a este punto, es importante que hagamos un esquema mental de los factores a tener en cuenta para tomar la decisión de fabricar en Asia.

1. Buscar proveedores.
2. Encontrar al proveedor más adecuado a nuestras necesidades.
3. Asegurarse de las calidades que ofrece el o los proveedores que elijamos.
4. Gestionar y controlar el proceso logístico. (Transitarios, aranceles, aduanas..)
5. Garantías de compra a la hora de gestionar devoluciones.

Una vez hayas encontrado solución a todos estos puntos, estás listo para comenzar con tu negocio con la seguridad de que en lo único que deberás enfocarte es en las ventas.

Si te quedas con nosotros estaremos encantados, y si por otro lado decides hacerlo por tu cuenta o escoger otra empresa, habrá sido un placer para nosotros ayudarte.

Últimas publicaciones

Ver Más

Directo de Fábrica - A medida - Sin trámites aduaneros - Sin riesgo

Diseña tu próximo pedido con nosotros.